A la mesa

Comer con las manos, se puede.

Seguro que alguna vez has estado en una comida, cena o cóctel, y te has comido algunos entrantes con cuchillo y tenedor, por no querer que te tachen de grosero o que señalen tu falta de modales. Pues debes saber que determinadas comidas pueden, y deben, comerse con las manos.

Que ciertos alimentos estén preparados para comer así, no quiere decir que tengamos libertad para ensuciarnos, ni para usar todos los dedos, ni por supuesto para chuparnos uno por uno.

Antes de mencionar las comidas que el protocolo permite comer con las manos, es importante que sepas que lo cortés no quita lo valiente, y por tanto:

  • Usa sólo dos dedos; tres cómo máximo, y solo si la comida es escurridiza y corre el peligro de que se pueda caer.
  • Limpia tus dedos después de coger cada alimento, y no toques con las manos sucias otros elementos como el vaso; sólo conseguirás engrasar todo.
  • Procura coger el pedazo que haya más cercano a ti, sino meterás tus mangas en la comida.

Partiendo de estas premisas, podemos disponernos a comer con las manos alimentos como:

1- Canapés. Van directos a la boca, de un bocado. No está permitido dejarnos ningún trocito en la mano como segundo bocado. ¡Tranquil@! están pensados para ello y no nos quedaremos «a carrillos llenos» como las ardillas.

2- El pan. Si no nos lo sirven, ni han dejado unas pinzas para cogerlo,  tocaremos solo el trozo que vayamos a coger.

3- Moluscos. Siempre que tengan concha, podremos usarla a modo de cuchara. Si son excesivamente grandes, podremos sujetarlo por la concha, mientras que con el cubierto retiramos la carne.

4- Marisco. Si sabes pelarlo con cubiertos mejor que los uses, pero sino es el caso, usa dos dedos de cada mano, evita chupar o sorber y limpia tus manos inmediatamente después.

5- Encurtidos y frutos secos. Siempre que no lleven caldo, está permitido coger los encurtidos con las manos. Si además tienen hueso, cógelo discretamente con la mano y tíralo, no lo escupas. Si han sido servidos con algo de caldo, queda prohibido meter los dedos; sino vas a saber usar el cubierto para hacerte con ellos sin que salgan disparados, mejor olvídate.

6- Fruta. Sólo si se trata de uvas, podremos usar las manos. En este caso, la fruta suele servirse pelada y troceada, lista para pinchar con el tenedor; pero sino fuese así, no nos queda más remedio que pelarla con los cubiertos.

7- Turrón, bombones o pastas. Al igual que el pan, coge solo la que vayas a comer y no andes tocando todas.

Si tu destreza con el cuchillo y el tenedor no está muy desarrollada, es preferible que nos quedemos con las ganas de comer aquellos alimentos que bajo ningún concepto deben comerse con las manos. Un pequeño truco es esperar a que el anfitrión lo haga. En este caso, la libertad a hacerlo queda más que patente porque como dice el refrán: «allá donde fueres, haz lo que vieres».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *